martes, 26 de junio de 2012

Enfermera

Enfermera Dios te puso en éste mundo
para aliviar el dolor del que sufre.
No demuestras fatiga ni cansancio
cuando estás abocada a tu noble misión.
Fuiste creada para ser bálsamo
que cura heridas.
En las noches caminas como un ángel
vestida de blanco cuidando el sueño de tus pacientes.
Ríes y sonríes aunque tu corazón llore por dentro.
Muchas veces sientes que tu tarea fue inútil
por el fracaso de un tratamiento.
Estás presente en el inicio y el fin de la vida.
Rosa, Blanca, Sandra, María, Lidia, Silvia o como te llames.
A ti abnegada enfermera están dirigidas éstas frases
tú mereces mucho más de lo que la vida te entrega,
no olvides que Dios te tiene preparado un lugar lleno de paz,
en compensación de tu noble labor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada